El camino.

sábado, 29 de octubre de 2011.
A veces suceden cosas en nuestra vida que pensamos no tienen lógica. Suponque que como muchos dicen: todo sucede por algo, quizá ahora no lo comprendamos pero en algún momento lo haremos.
Hace algunos días veía una película (por desgracia no la ví desde el principio) y me parece (por el idioma) que era sueca (hay un día de la semana que pasan películas europeas por las noches en un canal de Cable, las cuales por desgracia, tenemos poca oportunidad de ver en nuestro país que está lleno de cine norteamericano, pero en verdad hay peliculas que son verdaderas joyas y es una lástima que no lleguen a nuestro país), el caso es que solo pude ver la última media hora de dicha cinta y después de una hermosa escena del funeral del padrastro de la protagonista (por cierto con una hermosa canción de Sigur Rós de fondo, buenísima banda islandesa), ella se pone a recordar todo lo vivido con él, cómo la creció como a una hija y la amó como tal, todas las cosas buenas que le enseñó y  termina narrando lo que siente después de haber perdido a alguien que aunque no era de su sangre fue mucho mejor padre que el biológico y la frase final realmente me impactó: La vida está llena de hechos que a veces no logramos comprender, pero en algún momento lo haremos, quizá pasen 2, 6 ó 10 años, pero lo entenderemos en algún momento porque todos los hechos de nuestra vida están encadenados y nada sucede sin una razón. Mientras llega el momento de que yo pueda tener la mente clara para comprenderlo, seguiré... Amaré de la manera en que él me enseñó e intentaré ser la mitad de lo que él era.

Ojalá hubiera tenido la oportunidad de ver el nombre de la película, es una verdadera pena que no lo hubiese hecho porque en verdad (y aunque no son palabras exactas) la frase final me impactó.

Después de apagar el televisor y meterme en la cama para dormir, pensé un poquito en el asunto: si bien es cierto que poseemos el libre albedrío, creo que siempre terminamos llegando (de una u otra manera) al lugar al que pertenecemos, ya saben... Siempre hay dos caminos, ¿llegarán los dos al mismo lugar? ¿y cuándo lleguemos a ese punto al que quizá debimos llegar muchos años atrás, haremos lo posible por permanecer ahí o nuevamente nos desviaremos? Bueno, supongo que eso depende de cada uno de nosotros, la vida nos da las respuestas pero los humanos no solemos escuchar.

Espero que sea cual sea el camino que elijan, sea el correcto y que lleguen a él sin tomar tantas desviaciones que solo nos harán daño o le harán daño a las personas que nos aman.

Porque el camino no se acaba, ¿no es cierto?

Comentários:

Publicar un comentario en la entrada

 
Azufre y Sal © Copyright 2010 | Design By Gothic Darkness |